La Castañada

  • Con niños
  • Fiesta

El 1 de noviembre en Cataluña se puede disfrutar de una de las costumbres más características de Todos los Santos: la Castañada.

Información
Toda Barcelona

La Castañada es una tradición que se remonta a la Edad Media, cuándo los campaneros tenían que tocar a difuntos toda la noche (entre el 31 de Octubre y el 1 de Noviembre) para que la población rezara por sus almas. Se cuenta que los vecinos iban a la iglesia para llevarles frutos secos, galletas, dulces y vino, y de ahí nace esta fiesta.

A partir de siglo XVIII, después de las celebraciones religiosas del Día de Todos los Santos se popularizan los panallets: pequeños dulces de forma diversa, hechos esencialmente de mazapán, almendra y piñones, de gran tradición en Cataluña, Valencia y Baleares. Una de las primeras referèncias escritas de los panallets data de 1807, en el famoso dietario del Barón de Maldà, dónde se recoge que estos dulces eran ya populares en Barcelona.

En esta fiesta popular, la castaña es la otra gran protagonista como producto representativo del otoño. Estas pueden comprarse por las calles de Barcelona, en las típicas paraditas de las castañeras, que las venden asadas y calientes, generalmente envueltas en papel de periódico, llamado cucurucho. Junto con las castañas, también podréis degustar: boniatos asados y el moscatell, típico vino dulce.

Los más fantasiosos pueden optar por el Halloween o la conocida: Noche de las Brujas. Es una celebración que proviene de la cultura celta que se remonta a más de 2.500 años, y donde se festejaba el fin del solsticio de verano que coincide con el mismo 31 de octubre, según el año celta.

Posteriormente, esta fiesta se extendió por todos los países anglosajones y fue exportada a Estados Unidos, donde se convirtió en una de las fiestas más populares para todos los públicos, muy especialmente para los niños que aprovechan este día para disfrazarse de personajes de terror y gastar bromas.

Próximos eventos
También te puede interesar...