Ciutat Vella

Conocer Ciutat Vella es conocer los orígenes de Barcelona.

Hablar de Ciutat Vella es hablar de la historia de la ciudad desde sus inicios. La historia del distrito comienza con la fundación de Barcelona en el Monte Taber. Los primeros romanos escogieron un pequeño montículo entre dos arroyos, Collserola (hoy en día La Rambla) y el de Junqueras (hoy en día la Vía Layetana). En aquel lugar se fundó la Colonia Iulia Augusta Paterna Fauentia Barcino, o, simplemente, Barcino, sustituyendo un antiguo establecimiento romano en Montjuic, que se cree que podría estar donde hoy encontramos el barrio de La Marina del Puerto, y que abandonarían a causa de las crecidas del Llobregat, que impedían la utilización del puerto.

El primer distrito de Barcelona, Ciutat Vella (Casco Antiguo), ocupa un pequeño territorio de unas 500 hectáreas, una ciudad que hasta mediados del siglo XIX vivió encerrada en sus murallas medievales. Del conjunto de esas murallas, derribadas en 1854, el único fragmento que queda en pie es el que está asociado a los astilleros medievales (Les Drassanes, actual Museu Marítim), en el llamado Portal de Santa Madrona.

Ciutat Vella está formada por cuatro barrios, cada uno de los cuales ejerce una importancia primordial en la construcción de Barcelona: el Gòtic, que es el núcleo urbano más antiguo de nuestra ciudad, el lugar donde se podría decir que empezó todo; Sant Pere, Santa Caterina, el Born y la Ribera, el barrio medieval; el Raval, el núcleo que se articuló en torno a los caminos rurales fuera de la muralla; y la Barceloneta, un barrio marinero junto al puerto que se construyó a mediados del siglo XVIII bajo la vigilancia de la Ciudadela, la fortaleza militar levantada para reprimir a los barceloneses tras la revuelta de 1714.

El territorio urbano de Ciutat Vella lo configuran calles estrechas y oscuras, callejones y plazas casi encantadas que respiran vida y diversidad, por el que se puede ir recorriendo la historia de Barcelona. Barcelona es cosmopolita y elegante, es burguesa y moderna, pero no ha perdido su esencia portuaria y canalla, antigua y decadente, que todavía ahora se puede sentir en las calles de Ciutat Vella, el primer distrito, aquel donde empezó todo.

Barrios:

La Barceloneta, El Gòtic, El Raval y Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera.

Hoteles en esta zona

Utilizamos cookies propias y de terceros para medir su actividad en éste sitio web y mejorar el servicio ofrecido mediante el análisis de su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Política de Cookies